Ester Expósito luce cuerpazo en la playa
Abril 7, 2020
Filtran el “pack” de Dany ‘La Caja’, conductor de Multimedios
Abril 9, 2020

Los milagros de Jesús más impactantes que te harán llorar

Por: Día Noticias

Jesús es y será una de las personas más importantes de la historia, el hijo de Dios llegó al mundo a sembrar amor en las naciones y a enseñarnos a amar al Señor.

A lo largo de su vida, Jesucristo hizo varios milagros que en su momento, sorprendieron a sus seguidores, no obstante, los recordamos hasta nuestros días.

A continuación, Día Noticias te presenta los milagros de Jesús más impactantes que podemos encontrar en la Biblia y que te pondrá la ‘piel chinita’.

1.- Jesús camina sobre las aguas

Después de orar en un cerro, Jesús alcanzó a sus discípulos caminando sobre las aguas.

—¡Es un fantasma!

Pero Jesús les habló, diciéndoles:

—¡Calma! ¡Soy yo: no tengan miedo!

Entonces Pedro le respondió:

—Señor, si eres tú, ordena que yo vaya hasta ti sobre el agua.

—Ven —dijo Jesús.

2.- Jesús calma la tempestad

Un momento inolvidable de la vida de Jesús fue cuando se levantó una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca. Sin embargo, con tan sólo levantar los brazos, Cristo calmó la tormenta.

El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza.

Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué hombre es éste, que aun los vientos y el mar le obedecen?

VER TAMBIEN: 6 Películas emocionantes para ver en Semana Santa

3.- Jesús sana a un leproso

Un hombre que tenía lepra se le acercó y se arrodilló delante de él.

—Señor, si quieres, puedes limpiarme —le dijo.

Jesús extendió la mano y tocó al hombre.

—Sí quiero —le dijo—. ¡Queda limpio!

Y al instante quedó sano de la lepra.

4.- Jesús cura a un ciego

Uno de los pasajes más sorprendentes es cuando Jesús sana a un ciego de nacimiento.

Aquel hombre que se llama Jesús hizo lodo, me untó los ojos, y me dijo: Ve al Siloé, y lávate; y fui, y me lavé, y recibí la vista.

5.- La multiplicación de los panes

Por último, recordamos cuando el Señor multiplicó cinco panes y dos peces para dar de comer a una multitud.

Y habiendo mandado que las gentes se acomodasen sobre la hierba, tomó los cinco panes y los dos peces, mirando al cielo los bendijo y, habiendo partido los panes, los dio a los discípulos y los discípulos a las gentes.

Y comieron todos y se saciaron y alzaron lo sobrante de los trozos, doce canastos llenos.

Loading…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *